Archivo de la etiqueta: santuario

EL SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE ALHARILLA

File6675

Este artículo fue redactado en junio de 2013, a ruego de la cofradía de Nuestra Señora de Alharilla, por serle requerida para el expediente de Coronación.

Nuevamente, y ya van dos este año, la imprenta ha modificado el título en el Programa de la Romería de Alharilla de 2015, donde está publicado.

Para acceder al ar´tíclo completo pincahr en el enlace:

https://app.box.com/s/nibl2c1xzh3s0eh9mqfikhxshxhio4w1

Anuncios

PROYECTO PARA LA REPARACIÓN DEL SANTUARIO DE ALHARILLA.- REGIONES DEVASTADAS 1941

Como consecuencia de la Guerra Civil el Santuario y sus edificaciones anexas resultaron altamente dañadas, dado que Alharilla permaneció casi toda la con­tienda entre los dos frentes, en zona de incur­siones de uno y otro bando, sufrió importantes daños y un abandono total durante los cerca de los tres años que duró la contienda, por ello terminada ésta se procedió a su reparación.

El proyecto consta de una memoria descriptiva redactada en junio de 1941 y dos presupuestos, el original redactado en junio de 1941 por un importe de ejecución de 90.387,76 pesetas, aprobado en 20 de febrero de 1942, y otro presupuesto reformado, debido “a que desde aquella fecha hasta el presente han experimentado considerable aumento de coste de los trasportes, jornales y materiales, los primeros por haber tenido que recurrir a medios rudimentarios, los segundos por la insuficiencia de la mano de obra y en cuanto a los materiales, de todos es sabido la dificultad de adquisición y trasporte”, realizado en octubre de 1943 por importe de 126.485,37 pesetas, por lo que se pidió la aprobación de la diferencia entre uno y otro por valor de 29.501, 23 pesetas.

Para acceder al artículo completo publicado en el Programa de la Romería de Alharilla de 2012 pinchar en el enlace:  http://www.box.com/s/b908ce711b006fe2fa18

 

EL SANTERO O ERMITAÑO DE ALHARILLA (PORCUNA)

Desde tiempos que se pierden en la memoria hasta la década de los sesenta del siglo XX, fue norma que en el santuario de Alharilla residiese una familia, encargada del cuidado y decoro de la ermita, así como de su aper­tura y cierre. Esta familia vivía en la casa destinada para los santeros, situada en la parte frontal del patio, actual salón de la cofradía, donde también exis­tía la casa para el capellán. 

La última familia que ejerció este cometido hasta los años indicados fue la formada por Manuel Mar­tínez González y su mujer Dolores Huesa, cuando por imperativos de edad se tras­ladaron con sus hijos a vivir al núcleo urbano este cargo quedó desierto sin que desde entonces hayan existido santeros, habiéndose hecho cargo de las llaves algunas personas que vivían en la aldea, primero fueron Martín y Benita, después Julián y Sacramentos y por último Eligio y Ma­ría. Todos ellos realizaron una labor meritoria digna de todo elogio y consideración.

La existencia de santeros tiene una larga tradición, siendo la primera referencia de 1502 en el que la cofradía entregó al santero la cantidad de diez fanegas de trigo en concepto de sala­rio.

Para acceder al artículo completo publicado ene l Programa de la Romería de Alharilla del año 2004, pinchar en el enlace:

http://www.box.com/s/sf5ske2zvqt76a4iusui