Archivo de la etiqueta: Padre Galera

SAN BENITO Y EL PADRE GALERA

Por programas de años anteriores hemos ido conociendo la beneficiosa influencia que ejerció el padre Galera, en el mantenimiento del culto y conservación de los edificios de iglesia y casas del priorato de San Benito, así como su testamento otorgado en el 20 de diciembre de 1853, por el que dejaba a San Benito heredero de las casas y huertos del priorato, para que con su renta se conservarse el culto y se mantuviese la iglesia.

El padre Galera no cesó hasta su muerte ocurrida en 19 de octubre de 1857, a la edad de 79 años, de preocuparse por todo lo referente a San Benito y a finales de 1856 y principios de 1857 dirige una carta impresa a todos sus devotos y benefactores en solicitud de limosnas para proceder a en retocar la imagen de San Benito, que según él bien lo necesitaba, para la compra del órgano, que se había de colocar en el coro y para el costo de la pintura, dorado del altar y retablo erigido en dicho Santuario a María Santísima de la Providencia.

Para acceder al artículo completo, publicado en el Programa de San Benito de 2014, pinchar en el enlace: https://app.box.com/s/k4p82597bpx6ut74ogu6

EL TESTAMENTO DEL PADRE GALERA

El año pasado se publicó en es este mismo programa el artículo que don Eugenio Moli­na, Cronista de la Ciudad, publicó en la revista “Don Lope de Sosa” en el año 1922, titulado “El Santuario de San Benito, el padre Galera y el cuadro de la tormenta”, en él da noticia del testamento del padre Galera en el que nombra por heredero de sus bienes a San Benito. (Nota: este artículo figura también en este blog, en la entrada “In memoriam. Don Eugenio Molina y Ramírez de Aguilera”)

Este testamento, otorgado el 20 de diciembre de 1853, se conserva en el Archivo Histó­rico provincial de Jaén, en él, el padre Galera, declara haber concertado con Fran­cisco Manuel García Pérez la compra de la casa contigua a la ermita, que hace esquina con el camino que la rodea, con su huer­to y demás anejo a ella, en la cantidad de doce mil ocho­cientos reales de vellón, libres de todo gravamen, de los cuales había pagado ya la tercera par­te y las otras dos terceras partes habían convenido que las pagaría en dos plazos, lo que debió realizar antes de su muerte acaecida casi cuatro años después, el 19 de octubre de 1857, a la edad de 79 años.

Para acceder al artículo completo publicado en el Programa de la Fiesta de San Benito del año 2011, pinchar en el enlace: http://www.box.net/shared/y5goterd4f