Archivo mensual: agosto 2011

SÍMBOLOS DE PORCUNA: ESCUDO Y BANDERA

Desde la más remota antigüedad los hombres primitivos tendieron a tener una identidad propia y una de las formas de lograrlo fue a través de las pinturas, tatuajes y adornos corporales que además de reafirmar la pertenencia a una comunidad determinada, también les permitían destacar su posición dentro de su propio grupo o señalar la entrada en un nuevo estado o grupo social. Con ellos se lograba la cohesión entre los elementos de su tribu y diferenciación con las demás, sobre todo en casos de guerra, valiéndose de ella para impresionar al enemigo, aunque también en otros casos se pudo emplear como camuflaje de caza.

Cuando el hombre primitivo se organiza en clanes o tribus nace el tótem símbolo de ese grupo humano en el que ven su origen al creerse descendientes de ese tótem: animal, vegetal u objeto inanimado. Una representación del tótem se coloca en un lugar preferente del poblado o santuario donde es venerado y una imagen de él es llevada muchas veces en los enfrentamientos con tribus vecinas. Acabando este tótem y pintura corporal por ser el símbolo o representación de esta tribu o grupo humano, es decir como su insignia, escudo o bandera, aunque entonces éstas todavía no existían.

Para acceder al artículo completo, publicado en el Programa de Feria Real del año 2011, pinchar en el enlace: http://www.box.net/shared/4lihcdeq4yvj4i7mrxys

FIESTAS DE TOROS EN ALHARILLA

Antiquísimos testimonios nos hablan de la importancia del ganado bovino en nuestra tierra, así entre los restos escultóricos del Cerrillo Blanco se encuentra una magnifica repre­sentación de un toro o novillo (existen restos de otros dos), en posición erguida, de casi metro y medio de longitud, que trans­mite un claro efecto de potencia. También de época ibérica es el conocido mundialmente como “Toro ibérico de Porcu­na” una majestuosa representación de un toro, al que quizá se le rindiera culto y que debía ser lujosamente ador­nado con joyas, como se des­prende de los orificios que presenta, que servirían para aplicar ador­nos y astas pos­tizas, pro­cedentes de una res o quizá de materiales nobles. También en algunas series de monedas de Ipolca – Obulco aparece en su reverso la efigie del toro, animal que representaba la riqueza ganadera, la fuerza y la virilidad, o como afirma Iván Negueruela siguiendo la interpretación Teresa Cha­pa, acer­ca de las esculturas de toros en el mundo ibérico, en la creencia de que “se trata de un ritual propiciatorio de la fecundidad, en unos casos, de una suerte de encarnación de la fuerza del guerrero o del dios guerrero, en otros, y que vendría indicado por el valor de los cuer­nos, o de un contenido astral propiciado por los ejemplares que adornan su frente con rosetas.”

Para acceder al artículo completo, publicado en el Programa de la Romería de Alharilla del año 2001, pinchar en el enlace: http://www.box.net/shared/9mi7djlsy2ayyum77spv