LA DEVOCIÓN A SAN MARCOS

                                                                                    I

Los “chiscos” de San Marcos

Todos los años, al llegar la primera quincena de abril, grupos de muchachos, con su con­tinuo ir y venir, cargados de enseres inservibles, nos anuncian la proximidad de la festivi­dad del Señor San Marcos. La modernidad, de los últimos tiempos, con los cambios de la fuer­za de tracción animal por la mecánica, en las labores agrícolas, y las mayores comodidades en el hogar, ha hecho que se vaya perdiendo la frase tradicional que la chiquillería repetía puerta a puerta, “una esterica “pa” el Señor San Marcos”. Dicha frase tiene su origen en que siempre en este primer día de verano anticipado se recogían, con destino al fuego, las esteras de esparto que según costumbre cubrían el suelo durante los meses de invierno, protegiendo a las perso­nas de la frialdad de los rústicos “enlosetados” de piedra, así como esterillas de aparejos, sero­nes, aguaderas y otros enseres no útiles ya para su uso.

Para acceder al artículo completo publicado en el Programa de la Romería de Alharilla del año 1995, pinchar en el enlace: http://www.box.net/shared/i9ll5g53dj

Anuncios

Los comentarios están cerrados.