Archivo mensual: diciembre 2010

DOS IGLESIAS DESAPARECIDAS DE PORCUNA: SANTA MARÍA LA MAYOR Y SANTA MARÍA DE LA CORONADA

Este artículo se encuentra en el libro “100 Años Caminando. I Centenario del Templo Ntra. Sra. De la Asunción. Porcuna 1910-2010” que ha sido editado por la Parroquia en el mes de septiembre del presente año. El libro está dividido en varios apartados, en sus casi 450 páginas recoge variados artículos: recordando la inauguración de la parroquia, dando una visión de la actual vida parroquial, sobre historia y arte en la parroquia, testimonios y colaboraciones, con un amplio reportaje fotográfico de estos cien años.

El libro, del que ya quedan pocos ejemplares, se puede adquirir en la sacristía de la parroquia y en Casa Palomo.

***

DOS IGLESIAS DESAPARECIDAS DE PORCUNA:

SANTA MARÍA LA MAYOR Y SANTA MARÍA DE LA CORONADA

Un día… era el 7 de enero de año citado antes de 1872, serían las nueve de la mañana próximamente, el templo estaba abierto, y ante el asombro aterrador de los fieles, se estremecie­ron fuertemente sus cimientos, temblaron sus muros, se bambolearon sus columnas, crujió su techumbre, y como flor que doblega su ta­llo bajo un cielo sin agua, mejor, como gigante herido por el ra­yo, el coloso se vino a tierra, se derrumbó con pavoroso estré­pito entre una nube inmensa de polvo, y en pocos minutos quedo reduci­do a confuso montón de escombros y ruinas”. (Bueno Carpio, 1992. pág 120).Así de esta manera tan gráfica describía, don Ramón Anguita Carrillo, la forma en que se había producido la ruina del la iglesia parroquial de Porcuna, Nuestra Señora de la Asunción, que durante siglos fuera conocida como la iglesia de Santa María la Mayor.

Tras la ruina se propagó la falsa creencia de que este templo se llamó Santa María de la Coronada y así ha sido recogido por diversos historiadores. Nada más erróneo, Santa María de la Coronada y Santa María la Mayor o de la Asunción fueron dos templos diferentes y estuvieron situados en distinto lugar, como ahora veremos. Los dos tuvieron en común que acabaron en ruina, pero la del primero ocurrió en el siglo XVI y la del segundo en el XIX, para ambos se proyectó su reconstrucción, pero solamente se volvió a edificar en el solar del segundo.

Para acceder al artículo completo pinchar en el enlace: http://www.box.net/shared/9bzm2yubq4

PORCUNA Y LOPERA, PLEITOS SOBRE JURISDICCIÓN.

El día 8 de diciembre del año 1228 (Era de 1266) Fernando III otorga a la Orden de Ca­latrava las villas y for­talezas de Martos, Porcuna y Víboras, con sus términos, encomendán­dole su defensa, más veinte yugadas de heredad y otras rentas en Arjona. Aun­que en el documento no se mencionan también pasaron a la Orden los lugares que formaban parte de las citadas villas como eran Torredonjimeno, Higuera y Santiago de Calatrava, Lopera y otros que hoy son des­poblados. El hecho de que no sean nombrados es hasta cierto punto comprensible, ciñéndonos al caso de Lopera, hay que tener en cuenta que en la época debía estar despoblada y abandona­da, pues  en momentos en que las cabalgadas y razias, tanto cristianas como musulmanas, eran con­tinuas la población debía buscar lugares seguros donde resguardarse y la llanura donde se asien­ta su población y su castillo no es fácilmente defendible, así creemos que debió permanecer por algunos años mien­tras se sitiaban y conquistaban las localidades próximas y la frontera per­manecía en sus cercanías.

(Nota: Este artículo fue publicado completo en el Programa de Feria de Lopera; pero en el de Feria Real de Porcuna, apareció mutilado, careciendo de la trascripción del documento de la Carta Sentencia sobre Jurisdicción, dada por el maestre don Rodrigo Téllez en Almagro a 3 de octubre de 1474, pues la Comisión de Festejos, de quien dependía la publicación y dados sus amplios conocimientos en la materia, sin consultar con el autor, consideró que el artículo era muy extenso y ocupaba mucho espacio, optando por suprimir esta trascripción).

Para acceder al atículo completo, publicado en el año 2004, pinchar en el enlace: http://www.box.net/shared/gjjnfzho0j

LA VILLA DE PORCUNA EN LA EDAD MODERNA

El periodo que vamos a estudiar comprende aproximadamente unos trescientos años, para ceñirnos a unas fechas que nos hagan más asequible su datación histórica lo situaremos en­tre los años que van desde el Descubrimiento de América y toma de Granada en 1492 hasta la Guerra de la Independencia contra los franceses en 1808.

Este periodo que en un principio puede parecernos lejano y desconocido, y así nos pare­cía a los que teníamos alguna preocupación por la historia local, sin lugar a dudas puede llegar a ser el mejor conocido de toda la historia de nuestra localidad y comienza a mostrársenos como un pasado luminoso con grande contrastes, por una parte se inicia con grandes realizaciones, que se van empañando por los avatares históricos de la monarquía española, hasta llegar a perio­dos de enor­me decaimiento y postración, para acabar con un resurgimiento, nuevamente men­guado por la invasión francesa.

Para acceder al artículo completo, publicado en eel Programa de Feria Real, año 2003, pinchar en el enlace: http://www.box.net/shared/tjrfn63hzk

PORCUNA EN LA BAJA EDAD MEDIA

Desde que se produce la toma de Porcuna por el rey de Castilla Fernando en una fecha que hay que situar entre el año 1219 (toma de Martos) y 1240 (firma de las paces entre el rey y los musulmanes, por las que se le reconoce la posesión de los lugares conquistados),hasta el fin del dominio musulmán en España y comienzos de la Edad Moderna, se desarrolla en Porcuna una de las fases más apasionantes de su historia, que pone nuevamente de manifiesto la importancia y riqueza de su territorio.

Vamos a tratar de una forma muy escueta y resumida los factores en que nos basamos para estas afirmaciones.

Para acceder al artículo completo, publicado en el Programa de Feria Real del año 1992 pinchar en el enlace: http://www.box.net/shared/t0tpe2b56v

Porcuna y las Comunidades de Castilla

………………………..

Porcuna y las Comunidades

Y tras lo expuesto y llegados a este punto, cabe preguntarse que relación hay entre Porcuna y las Comunidades, fuera de su participación en la Confederación de la Rambla, la respuesta desconocida hasta ahora es la siguiente: los dos miembros principales de la Comunidad, Don Juan de Padilla y su mujer doña María de Pacheco vivieron en Porcuna.

Para acceder al artículo completo, publicado en el Programa de Feria Real, año 2009, pinchar en el enlace:

https://app.box.com/shared/sbe1q05mjp

PORCUNA 1752. EL OLIVAR Y LA PRODUCCIÓN DE ACEITE

……………………….

OLIVARES:

Como ha quedado indicado la tierra dedicada a olivar era de 1.955 fanegas y tres cele­mines, situada en el Montecillo, arroyo de Echaocho, Mermejales, Marimohortes, Jabalera, los Prados del Hoyo, Aze­buchar, Cucarrete, casilla de Maldonado, cañada de Quin­teros, la Alame­da, la Torre, camino de Andújar, Santa Omella, Villar de Ma­drigal, Campiñuela, Cam­panario, arroyo de las Viñas, Pilarejo, Ce­pillares y Cuesta Blanca.

Esta tierra se distribuye de la siguiente forma :

Primera calidad, 583 fanegas y 9 celemines.

Segunda calidad, 300 fanegas y 3 cele­mines.

Tercera calidad, 468 fanegas y 6 cele­mines.    

 PRODUCCIÓN:

Las de primera calidad daban un año con otro 8 arrobas de a­ceite que a 14 reales la arro­ba importaban………….112 rea­les.

Las de segunda calidad producían un año con otro 6 arrobas de acei­te a 14 reales la arro­ba importan……………….84 rea­les.             

Las de tercera calidad un año con otro 4 arrobas de ace­ite que a 14 reales importa­ban……………………………. 56 rea­les.

(Para que podamos tener una idea aproximada de los valores, tengamos en cuen­ta que el jornal diario era de dos reales y medio).

Para acceder al artículo completo publicado en el Programa de Feria Real, año 1995, pinchar en el enlace:  http://www.box.net/shared/44bm6zfut4

LA MOLTURACIÓN DE LA ACEITUNA

El avance incontenible del progreso nos ha hecho olvidar por completo tecnologías que habían estado en uso durante milenios. En el año 1892 existían en Porcuna y su término 26 molinos de aceite, en todos ellos la molturación se realizaba por tracción animal y la prensa era de las variedades de viga, de husillo, de torre e hidráulico (esta última de presión mecánica al carecer todavía de electricidad). La electricidad llegó a Porcuna con el nuevo siglo, siendo inaugurado el fluido eléctrico el 21 de agosto de 1901, con ella se operó una radical transfor­mación en los usos y costumbres tradicionales de la molturación de la aceituna, los molederas pasaron a ser movidos por la energía eléctrica y las prensas de viga, husillo, torre y torrecilla fueron sustituidas por las hidráulicas, (durante algunos años varios molinos, situados fuera del núcleo urbano, funcionaron con motores de gasoil, que además producirán su propia energía eléctrica).

Hace muy pocos años hemos visto como también este sistema, antes de cumplir su siglo de existencia, era sustituido por las modernas máquinas de molturación de sistema conti­nuo de 3 o 2 fases, con lo que esta tecnología ha quedado también relegada en el olvido. Por su proximidad en el tiempo, una gran mayoría recuerda como se realizaba la molturación en los molederos movidos por electricidad y como eran las prensas hidráulicas; pero ¿recuerdan algu­nos cómo era la molturación por tracción animal (a sangre, como se decía), o cómo eran las prensas de viga, husillo, torre o torrecilla que se utilizaban aún en los primeros decenios de este siglo?

Para acceder al artículo completo publicado en el Programa de Feria Real, año 1999, pinchar en el enlace http://www.box.net/shared/0qf7z8mdzz

PORCUNA ENTRE DOS SIGLOS

CARACTERÍSTICAS GEOGRÁFICAS

            Porcuna situada en el extremo occidental de Jaén, en el lími­te con la provincia de Córdoba, tiene un término municipal de 174,50 km2 dentro de la considerada Campiña Norte, en la zona don­de Jaén se abre hacia las llanas campi­ñas cordobe­sas. Su relieve es algo más irregular que el de las campiñas cor­do­besas, aparecien­do colinas o cerros-mesetas cuyas altitudes oscilan entre los 300 y los 475 metros de altitud, como el que sirve de asiento a su núcleo urbano a 475 metros.

Si deseas tener acceso al artículo completo publicado en las Actas del IV Congreso de Cronistas de la Provincia de Jaén, 1997. pág 363-379) pincha en el enlace http://www.box.net/shared/t7atygxzvt

Relaciones de buena vecindad entre dos pueblos hermanos: Cañete de las Torres y Porcuna

En primer lugar quiero agradecer a todos los cronistas de la Asociación Cordobesa, a la anterior Junta Rectora presidida por don Joaquín Criado y a la actual por don José Antonio  Morena, las atenciones que siempre habéis tenido conmigo desde que fui nombrado Cronista oficial de Porcuna al invitarme a vuestras Reuniones Anuales, así asistí a las de Montemayor, Pedro Abad, y San Sebastián de los Ballesteros, lamentando que motivos personales me han impedido asistir a las otras.

Como todos sabemos en las relaciones entre pueblos vecinos se dan enfrentamientos y rencillas y también relaciones de hermandad y buena vecindad, Cañete y Porcuna, a pesar de pertenecer a distinta provincia, siempre han mantenido estrechos lazos fraternales.

Si deas tener acceso al artículo completo,presentado en la XIII reunión de los Cronistas Cordobeses, Celebrada en Cañete de las Torres y publicado en  Crónica de Córdoba y sus pueblos XIII, pag 185-192, Córdoba 2007, pincha en el enlace http://www.box.net/shared/5lihn3oixh

PROPIEDADES DE LA ORDEN DE CALATRAVA EN CÓRDOBA. AÑO 1501

En el curso de mis investigaciones históricas sobre la ciudad de Porcuna he tenido ne­cesidad de solicitar del Archivo Histórico Nacional, Sección de Órdenes Militares, diversos expedientes que hacen referencia a la localidad. Dentro de estos expedientes se encuentran algunos folios que recogen las visitas efectuadas por la Orden a la Encomienda de las Casas de Córdoba y a las posesiones de la Mesa Maestral de la misma ciudad. Aunque ignoro si ante­riormente se han realizado estu­dios sobre la Orden de Calatrava en Córdoba y si existen tra­ba­jos publicados sobre el tema he que­rido ofreceros un pequeño trabajo.

Si deseas tener acceso al artículo completo que fue publicado en Crónica de Córdoba y sus pueblos VI, pag 487- 492.Córdoba 2001, pincha en el enlace http://www.box.net/shared/4j33d8o4s5