La tradición oral del crimen de los Nereo

El 28 de julio de 1913 ocurrió en la localidad de Porcuna un crimen que hizo temblar los cimientos de la sociedad de corte agra­rio y tradicional. Dos hermanos conocidos como los Nereos, Antonio y Justo Ramírez Nereo, dieron muerte a una pareja de la guardia civil, com­puesta por el sargento José Martínez Montilla y el guar­dia Francisco Vivancos Cánovas, los asesinos huyeron al campo y tras varios días de intensa búsque­da se entregaron voluntariamen­te al alcalde de Porcuna don Emilio Sebastián González y al juez don Cayetano Ruiz Benítez que acudieron a recogerlos a un lugar conve­nido en el coche del político local don Pedro Funes Pineda, inme­diatamente se hace cargo de su defensa don Niceto Alcalá Zamo­ra, que tras un sonado proceso en el que ambos reos son condenados a muerte, consigue la conmutación de la pena de Justo.

Lo que aquí se va a relatar es la tradición oral que se ha trans­mitido de boca en boca en el pueblo de Porcuna sobre los suce­sos ocurridos, consta también el testimonio de Fran­cisco Casado Burgos nacido en 1900 y que por circunstancias especiales, a pesar de su corta edad, vivió de cerca tales sucesos. Creo que el estudio del expediente de todo el proceso que debe conservarse en algún archivo judicial y de la prensa de la época, arrojarían más luz so­bre este caso.

(Esta comunicación fue presetnada en las IV Jornadas de Niceto Alcalá -Zamora y su época, celebradas en Priego de Córdoba en 1998, próximamente se publicará un nuevo artículo, con todos los datos del proceso y lo recogido en la prensa de la época)

Para leer el artículo completo pinchar en el enlace

http://www.box.net/shared/2kjk8c0zky

Anuncios

Los comentarios están cerrados.